Lidiando con pensamientos que quizá nunca pasen.

Viernes, estás en tu cuarto acostado apunto de dormir y de repente te llega una notificación de tu jefe diciendo que el lunes por la mañana tienen que hablar, lo primero que pasa por tu mente es que has hecho algo malo y que te van a regañar o peor aun te van a despedir. En cuestión de segundos tu mente comienza a crear un escenario en el cual lo peor esta apunto de pasar, el ritmo cardíaco se acelera, el sudor aparece, el nerviosismo y el estrés aumentan, y no dejas de preguntarte que será lo que quiere hablar contigo el jefe. El día lunes llega y desde que te levantas ya comienzas el día cansado porque no dejaste de pensar toda la noche en el por que de ese mensaje, llegas a tu trabajo y te diriges a la oficina de tu jefe, tus manos sudorosas y el nerviosismo hace gala en tu apariencia, lo saludas y él solo te dice que quería hablar contigo porque necesitaba tu opinión acerca de “X”……eso era todo. Ves? pasaste todo el fin de semana intranquilo porque no sabías lo que tu jefe quería decirte y cuando lo hace resulta que no era nada de lo que tu pensabas, era una cosa de nada pero en tu mente ya te veías sin trabajo, casa y casi casi viviendo en la calle.

Este es solo un minúsculo ejemplo de como nuestra mente tiende a jugar con nosotros de la peor manera, ya que siempre nos hace pensar que lo peor esta apunto de pasar, y digo es instinto de supervivencia, pero aquí no estamos apunto de ser devorados por algún animal salvaje ni tampoco estamos en alguna guerra para tener que lidiar con pensamientos tan alocados, pero aun así hay gente que no puede evitar plantearse los peores problemas de la vida y estos jamás ocurren pero las personas viven en una constante intranquilidad y estado de ansiedad dignos de cualquier vendedor de crack de Nueva York.

Y digo, vamos, a quien no le ha pasado que recibes algún mensaje, llamada o ves alguna cosa que te hace sentir intranquilo y comienzas a crear unas fantasías en tu cabeza que cuando llega el problema no era ni el 2% de lo que te habías imaginado, y ya después de ver el problema en realidad como es dices; de haber sabido que esto iba a suceder ni me hubiera preocupado tanto.

Personalmente me ha pasado esto una infinidad de veces, con mujeres, con negocios, en peleas, en situaciones de familia, en todos lados. Siempre me imaginaba que después de tener algún problema iba a llegar y me iban a golpear entre 5 o que después de discutir con algún socio este me iba a dejar la empresa o algo por el estilo y nada de esto sucedía y si pasaba algo era enormemente menor de lo que me había imaginado. Recuerdo que una vez viajando a Canadá estaba tan nervioso por el vuelo porque había un clima horrible, y yo ya me veía en el avión en llamas y gritando como loco que me iba a morir y que creen? nada de eso paso y fue uno de los vuelos más tranquilos y relajantes de mi vida. Lo mismo pasa con otras situaciones de la vida, la mente es como un arma y sino la educas para que trabaje a tu lado trabajará en tu contra y te dejará solo el día que más la necesites.

Mi consejo para evitar tener estos pensamientos lo menos posible (ya que no puedes erradicarlos completamente) sería vivir tu vida más relajado, darte unos minutos para respirar y no sacar conclusiones tan adelantadas de algo que no conoces en realidad, dejar que las cosas tomen su rumbo natural, ya que de algún modo lo que va a tener que pasar va a PASAR, así que no te compliques tanto por cosas que no están en tu control, ya que es un error que la gente comete muy a menudo, y te pongo de ejemplo lo del avión de nuevo, yo no podría hacer nada si llegará a presentarse algún problema con la cabina o algo por el estilo, solo tendría que aceptar lo que esta apunto de pasar y soltarlo, y lo mismo con demás cosas en la vida, muchas de ellas no están bajo tu mando y eso te hace estar en un estado acelerado. Bájale dos rayitas a la presión, vive momento a momento y deja que las fichas caigan donde tienen que caer. No me refiero a no hacer nada por tu vida , tu ya sabes a que me refiero.

Entrena tu mente para ver lo positivo de todas las situaciones y dejarás de vivir anclado a la incertidumbre, ansiedad y el temor. Lo demás va por tu cuenta…

El poder de la mentalidad.

El tener la mentalidad correcta es tener más de la mitad de la batalla ganada, y es que si no te sintonizas en el estado mental ganador es muy difícil que lo puedas conseguir.

Hace 2 semanas fue mi primer torneo de Jiu-Jitsu y durante todo el proceso para llegar a la pelea me sentía nervioso y algo dudoso de mí ya que al ser la primera vez no sabía que es lo que tenía que hacer, derribarlo, esperar a que me atacara o que demonios, en fin, el día del combate llego y antes de entrar al tatami mis piernas estaban más que temblorosas, no recordaba nada de lo que había entrenado junto a mis maestros y compañeros, simplemente me bloqueé por no tener el estado mental adecuado, ya que le di espacio a la duda y la incertidumbre en lugar de la confianza total de que iba a ganar, y puede ser que incluso con el estado mental de ganador hubiera perdido pero mi desempeño hubiese sido mucho mejor del que tuve, (y no lo hice mal solo no como esperaba). Hay veces que cuando voy a entrenar me siento completamente seguro y doy unas muy buenas luchas sin importar el color de la cinta de mi rival pero hay veces en las que no voy en sintonía con mi mente y termino haciendo las cosas bastante mal.

Pongo de ejemplo el Jiu-Jitsu porque es algo nuevo para mí, llevo casi un año aprendiendo y luchando, pero no solo es aplicable para este deporte, el estado mental lo he podido ver a lo largo de mi carrera como vendedor, y es que cuando iniciaba y eran mis primeros días siempre salía con la idea de “nadie me va a comprar”, “si le ofrezco se va a molestar” “nadie quiere comprar esto” o cosas por el estilo, y es que desde antes de salir yo ya estaba derrotado, porque me daba pena ir y tener que exponerme a un rechazo, como buscando un pretexto para mi derrota, pero al calor del tiempo me fui dando cuenta de que el estado mental con el cual salgo desde mi casa determinará el resto de mi día, y al final si salgo de malas y contaminando mi mente con pensamientos de violencia, rencor, fracaso eso es todo lo que veré a lo largo de las horas, por eso evito a toda costa leer periódicos o ver las noticias, ya que me pone fuera del estado mental que busco, pero si salgo con la idea de divertirme, de hacer mi mejor trabajo, de respirar y de vivir este día al máximo es casi seguro que me irá mucha mejor.

Quizá suene como algo muy “new age” pero si en algo creo es en algo como del estilo “Jedi” y es que creo que toda tu realidad es determinada por todas las cosas que pasan por tu cabeza, si estas pensando en ver perros tu cerebro se pondrá en ese estado mental en el cual estará buscando perros y perros será todo lo que verás. Lo mismo pasa si estás buscando problemas pues problemas será lo que encuentres.

Y si no me crees quiero que hagas este experimento y quiero que mires al horizonte y después bajes tu cabeza al suelo y me digas cuantas cosas de color rojo viste, ahora quiero que subas tu mirada de nuevo y me digas cuantas cosas de color rojo había, y es que había muchas pero tu cerebro no estaba enfocado en buscar esas cosas si no las hubieses reconocido, Lo mismo pasa con las cosas que buscas, esas cosas existen y están allá afuera pero quizá no salgas con esa mentalidad de encontrarlas o de ganártelas.

El estado mental correcto te puede llevar a alcanzar grandes cosas, grandes logros, una mejor pareja, un mejor ingreso, un mejor cuerpo, una nueva vida, pero esta mentalidad siempre debe de ser alimentada con más energía, recuerda el movimiento crea acción y si a tu mentalidad positiva y de ganador la sigues alimentando de desafíos de libros, de amistades que te impulsen a ir un paso más adelante pues tu mente tarde o temprano creará un patrón de comportamiento y sin que te des cuenta comenzarás a operar con esa mentalidad incluso cuando no te sientas con ganas, ya que habrá penetrado tanto tu subconsciente que te moverá casi por impulso.

Aunque también si solo llenas tu cabeza con ideas de envidia, venganza, derrotismo o con música que aliente a hacer cosas desagradables pues tu te podrás imaginar como será tu futuro, y quizá pienses que nada de esto es cierto ya que es un tema muy ambiguo ya que para ti puede ser falso pero no deja de ser cierto para mí.

Vuelvo a lo mismo, si lo crees con la mentalidad correcta te servirá, si lo lees con la mentalidad que no es la adecuada para este post no te servirá de absolutamente nada, lo demás corre por tu cuenta.

El desapego; la clave de la felicidad

El mundo esta lleno de sufrimiento y este sufrimiento es alimentado por el deseo, y es que todos nosotros deseamos ya sea mejores relaciones o cosas y siempre dejamos que los objetos o circunstancias externas nos hagan felices o eso esperamos, pero esto es un error ya que nada puede cambiar en el exterior si nada cambia desde dentro primero.

Yo por mucho tiempo pensé que al comprar mi BMW o tener un par de millones en mi cuenta bancaria iba a ser el hombre mas feliz de la tierra y que todos mis problemas se desvanecerían, pero una vez que pude conseguir ambas la verdad es que seguía sintiéndome vacío y con ese sentimiento de que “algo” faltaba en mi vida. Cuanto más tenemos más queremos, es bueno ser una persona ambiciosa pero que pasa cuando esa ambición se convierte en nuestra fuente de infelicidad? Esto se debe a que esta infelicidad la llevas a donde quiera que vayas, son tus creencias y tus hábitos, no importa donde vayas o lo que tengas sino cambias desde dentro seguirás viviendo esa vida sin sentido y vacía.

En la vida siempre hay que dar lo mejor de uno y tirar a ganar, no confundas el desapego con la carencia de ganas de vivir la vida o con la apatía.

En lo que a las relaciones personales se refiere te pongo un ejemplo, recientemente la madre de mi madre falleció y aunque es un proceso duro de llevar es algo necesario ya que es parte del camino de la vida, como diría gustavo cerati “aprender a decir adiós es crecer” y esto por solo hablar del final de las relaciones ya sea por decisión de ambos, por amor propio o por alguna otra causa como la muerte. Todo en esta vida es temporal y entre más rápido lo entiendas más rápido podrás superar las cosas que te lastiman,

Estar apegado a una persona o a alguna cosa material es dejar tu felicidad en manos de un tercero, y estar en completa vulnerabilidad, ya que cuando estos decidan no amarte en regreso tu vida se derrumbará. Tu debes de ser tu propia fuente de felicidad, y digo quizá es algo egoísta pero así debe de ser, lo material puede ir y venir y las relaciones se llegan a terminar o la gente llega a morir pero eso no es motivo para derrumbarte y condenar tu vida al sufrimiento, debes de ser consciente de que todo esta en cambio continuo y hay cosas que no puedes controlar, de esta formal verás las cosas como son y no como tu quieres que sean.

Tienes que preparar tu mente y tu cuerpo para aprender a vivir sin aquello que tanto miedo tienes de perder, de otro modo serás prisionero de tus propios pensamientos y vivirás en la constante preocupación y angustia y no disfrutarás ningún momento por estar tan preocupado por lo que será o por lo que fue.

Aprende a vivir la vida con lo que tienes y sin fijarte tanto en lo que te falta, a decir adiós cuando tengas que decirlo, a soltar todo aquello que te haga sentir mal y a siempre estar preparado para irte en cualquier momento o siempre estar preparado para soltar aquello que más amas, la vida no es justa quizá pero si es bella, vive la vida sin tantas preocupaciones y deja de atar tu felicidad a fuentes externas. Si tu te das tu propia felicidad nadie te la podrá quitar.

Ama , sonríe y suelta.

Como lidiar con el rechazo

Enfrentémoslo a todos nos han rechazado en algún momento de nuestras vidas y vaya que es unos de los sentimientos y experiencias más vergonzosas que una persona puede vivir. Desde ser rechazado por un prospecto de cliente hasta ser rechazado por la persona que te gusta son parte de los escenarios que una persona tiene que pasar a lo largo de su vida.

Yo he vivido múltiples rechazos en mi vida. No saben cuantas veces me esforzaba por cerrar algún trato con una persona y al día siguiente me decían “muchísimas gracias pero no nos interesa”, era simplemente devastador ya que el tiempo y la energía que había invertido no regresarían a mi, y lo peor de todo me sentía como un idiota porque ni siquiera me dejaban terminar con lo que tenía que decir y ya me estaban cortando. Tuve que enfrentar una cantidad increíble de rechazos cuando mi carrera como vendedor comenzaba, y es que tenía que ir tienda por tienda enseñando las prendas que yo vendía y en verdad que me costaba y más cuando en la tienda había que hablar delante de varias personas que parecían no estar de muy buen humor, con personas con actitud grosera, con personas que me veían con desprecio por el hecho de ser vendedor ya que me veían con desdén y con toda clase de gente de todos los tipos y formas. En verdad que se me hacía difícil poder mantener una conversación con un extraño y sumándole que no solo tenía que hablar con él sino que tenía que persuadirlo de comprar.

También en mi adolescencia tuve otro gran rechazo por parte de la chica que me gustaba en ese entonces, y es que me paso algo muy curioso ya que al ser yo muy joven me deje seducir por la primera mujer que se fijaba en mi, y supongo que eso le paso a varios, ya que la inexperiencia y la emoción no te dejaban ver con claridad la realidad. Llegamos a salir varias veces pero al final nunca paso nada concreto y termine siendo rechazado y ella con otro sujeto. Fue VER-GON-SO-ZO pero lo termine superando luego de unos meses.

Te cuento estas dos pequeñas anécdotas solo para que entiendas que se como se siente y que he estado en el bando perdedor más veces de las que me gustaría. Pero aquí viene la parte agradable ya que no todo es malo dentro del rechazo ya que si lo analizas detenidamente tiene muchas cosas que agregarle a tu vida.

El rechazo te hace ser más despreocupado, ya que al sentir varias veces ese vacío que provoca sabrás que no hay nada de malo en él y comenzarás a perderle el miedo y de esta manera al fin podrás hacer las cosas que quieres hacer y que antes no podías por tener miedo a lo que los demás pensarían de ti si te vieran fracasar o a enfrentar el rechazo de manera directa. Lo que no te mata te hace más fuerte…..o más sabio.

El rechazo te hace ver lo pequeño que eres y que en realidad a nadie le importa lo que hayas hecho o lo que llegues a hacer en el futuro, te hace una persona más fuerte mentalmente y te hace comenzar a ser quien en realidad eres.

El rechazo muchas veces quita de tu camino cosas que no van bien contigo pero que no te das cuenta. Déjame te explico; si una mujer te rechaza en realidad te esta ahorrando tiempo y recursos, ya que al no ser nada compatibles lo más seguro es que terminarías sufriendo o con un dolor de cabeza tremendo por culpa de estar aferrado a una decisión basada en la mera insistencia. También si eres rechazado de algún circulo social o si alguna persona no tiene interés en lo que ofreces o tienes que decir eso hace que tu zona de fallo se reduzca y te sea más fácil coincidir con personas, lugares, actividades o clientes más afines a ti e incluso mejores.

Mi punto es que no debes de ver el rechazo como algo negativo o algo que te defina porque de ser así puedes llegar a vivir frustrado y vaya que no sería nada agradable vivir así. El como manejes un rechazo pone a prueba el como te veas a ti mismo ya que si dejas que la opinión de los demás tenga sobre ti quiere decir que tu personalidad es un mero rol que la sociedad te ha impuesto y que valoras más lo que ellos tienen que decir de ti que tú mismo. Así que no lo tomes personal, relájate, ríete, y sigue tocando puertas…….total!!!tarde o temprano una tiene que abrir.

Como lidiar con la ansiedad.

Llega la noche y las voces en tu cabeza comienzan a susurrarte al oído sobre todas las cosas malas que hay en tu vida o sobre todos los posibles riesgos que vas a afrontar si llegas a tomar una determinada decisión, desde escenarios poco favorables hasta las más grandes tragedias, tu mente va a mil por hora y no puedes dejar de pensar en todo lo que “puede o no pasar”, y esto es cada noche de tu vida.

Yo conozco exactamente ese sentimiento, sino de que otra manera podría platicarlo, las manos sudorosas, dar vueltas en la cama una y otra vez, abrir y cerrar los ojos para de nuevo aterrizar en la realidad, sueños bastante malos, pensamientos derrotistas y un estado de pánico casi permanente. Yo se como se siente, yo he estado en esa situación durante mucho tiempo, casi fueron años. No es nada lindo vivir de esta manera, y es que la ansiedad y el estrés constante al que eres sometido hace que tu mente se llene de temores infundados y de escenarios poco probables siendo realistas pero de alguna forma siempre te siguen atacando una y otra vez, las noches se hacen largas y tu cerebro no deja de pensar en todo y en nada a la vez, la presión sigue por mucho tiempo y tarde o temprano se comienza a manifestar de alguna manera física.

Tus temores toman el control de tu mente y te hacen ver más débil de lo que eres, un miedo muy escondido aparece y sientes que no tienes el control de tu vida, te sientes aprisionado, te sientes como una persona que vive su vida sin rumbo, tus sueños parecen cada vez más difíciles de cumplir y comienzas a dudar de tu verdadera capacidad, al menos eso fue lo que yo vivía hace algunos años. Tenía ansiedad sobre lo que podría pasar en el futuro, desde una enfermedad hasta el más trágico de los accidentes, tenía miedo de perder a mis padres, tenía miedo de quedarme sin dinero, tenía ansiedad por saber lo que otros dirían si llegaba a fracasar. Sentía que no era apto o que nada de lo que en ese entonces estaba haciendo me daría frutos y que solo desperdiciaba mi vida, sentía que me estaba haciendo viejo pero sin ningún logro, que estaba avanzando a gran velocidad pero sin ninguna dirección, el tiempo seguía pasando y decidí tomar cartas en el asunto para dejar de tener esos pensamientos día y noche.

Lo primero que comencé a hacer fue reconocer mis sentimientos negativos y que es lo que hacía que se dispararan, hice una lista de las cosas que más me daban miedo, desde la más posible de suceder hasta el más absurdo y loco temor, y ahí fue donde me di cuenta de que yo mismo me estaba poniendo el pie para caer, ya que eran miedos prácticamente imposibles de suceder, y es que es obvio que magnifiques las cosas que te aterrorizan o que te ponen en un estado de ansiedad pero lo mío era ya un estado de sentir ansiedad por casi todo. Pensé “¿que es lo peor que me puede pasar?” y haciéndome esa clase de preguntas fui dejando poco a poco de preocuparme tanto por las cosas que pudieran llegar a aparecer en un futuro, y es que piénsalo de esta manera, cada que sientas que un problema se te presenta o que alguna situación podría llegar a ser un problema para ti, recuerda las veces que en el pasado algo igual de difícil apareció y lo superaste, debes de sacar fuerza de tu pasado como diría la canción de José Alfredo Jiménez.

Otra cosa que alimenta la ansiedad es la inactividad, el estar sólo pensando en todos los problemas que tienes pero no hacer nada al respecto para solucionarlos, apenas ayer le comenté a uno de mis ex-empleados era que necesitaba mantenerse en movimiento si quería superar sus temores, el movimiento crea más movimiento, y tu debes de estar siempre activo para atraer cosas, de lo contrario solo estarás piense y piense en todo lo “mala” que es tu vida y en realidad se convertirá en mala por no hacer nada.

Para dejar de estar en ese estado de ansiedad también debes dejar de ver o escuchar cosas que te pongan en un estado siempre defensivo, las malas noticias, vídeos de asaltos, enfermedades, tragedias y ese tipo de cosas solo crea más y más miedos en tu cabeza y quizá no lo notes inmediatamente pero estos comenzarán a vivir en tu cabeza sin pagar renta y después de un tiempo será todo lo que veas. Tienes que ser consciente de que el peligro es real pero el miedo y el constante estado de pánico no lo son, además imagínate vivir toda tu vida siempre aterrorizado por todo, sería una pena cierto?

Siempre vamos a tener miedos, puedes llegar a sentir algo de nervios o ansiedad en un grado leve, todas las personas lo sentimos y aquel que te diga que no es porque te esta mintiendo, no hay técnica o algún nuevo “gurú” de vida que haga que dejes de sentir miedo, sería como dejar de vivir, como dejar de respirar o como dejar de comer, el miedo es parte de nosotros y tenemos que aceptarlo y reconocerlo pero también tenemos que saber como controlarlo para que este no termine por arruinar nuestra vida o termine de matar nuestros sueños. Aprende a distinguir entre el miedo que una situación peligrosa real causa y el miedo que es solo humo auto-creado.

Vas a estar bien, solo no dejes que esa voz que te susurra cada noche termine convenciéndote de todo lo “aterrador” que hay allá afuera.

El Arte marcial de la vida.

La vida se me asemeja demasiado a una pelea en cualquier deporte de contacto, y es que a veces no importa que tan duros seamos o que tan duros sean nuestros golpes,  la vida nos va a tirar y nos mantendrá contra el suelo o contra las cuerdas durante un período de tiempo indefinido. No importa de que clase social provengas, no importa tu religión, no importa tu educación y mucho menos importa tu edad, hay momentos en nuestras vidas en los cuales llegamos a sentirnos sofocados, con toda la presión sobre nosotros, derrotados mentalmente, cansados, con ganas de no seguir peleando y deseando solo abandonar o renunciar cuando todo se pone de un color con matices oscuros.

Cuando todos esos malos sentimientos te empiezan a invadir y cuando el cansancio hace sus estragos es cuando más necesitas recordar tu esencia, necesitas volver a donde todo comenzó, necesitas salir de tu perspectiva y ver tus problemas desde otro ángulo, desde uno externo, en resumen necesitas volver a conectar contigo mismo, con tus más profundos anhelos y siendo completamente honesto contigo.

Hago mención de las artes marciales con respecto hacia la vida por una razón: todo en esta vida es lucha. Yo como actualmente como practicante de Jiu-jitsu y como antiguo boxeador siempre comparo las cosas a las que diario me confronto con las cosas que vivo dentro del tatami, y dentro de todas las cosas más importantes que he aprendido al estar siendo constantemente derrotado o luchando es que debes de tener una increíble paciencia dado que todos estamos condicionados a darle más importancia a las cosas que producen una satisfacción instantánea sobre nosotros tendemos a menospreciar lo que pueden hacer las cosas adquiridas con tiempo y esfuerzo. Saber disfrutar de cada momento de la vida desde lo más simple hasta lo más complejo, y hay algo muy importante que te he mencionado varias veces en el pasado y es que si no estas dispuesto a lucir como un completo idiota cuando recién estas empezando en algo es que no podrás lucir como todo un maestro cuando ya tengas tus años de experiencia.

Las artes marciales tienen su filosofía, dentro del Jiu-jitsu una de tantas es; mantener el control de ti mismo, quizá suene ridículo y quizá algunos de ustedes puedan pensar en que entonces cual es el objetivo de aprender un arte marcial si no lo vas a ocupar y es muy simple de entender. A medida que vamos creciendo o vamos mejorando en algo menos necesidad tenemos de mostrar al mundo la calidad de persona que somos o las increíbles habilidades que poseemos, y es que entre más lleno estés por dentro menos necesitas del exterior. Las artes marciales te brindan ese sentimiento de superación y de autoestima que muy pocas cosas materiales te ofrecen ya que se requiere un verdadero esfuerzo para ir mejorando y no se pueden alcanzar mediante dinero, contactos, influencias o suerte, todo depende de ti.

Una buena analogía con referencia entre el Jiu-jitsu y la vida podría ser que en ambos puedes estar derrotado constantemente y siendo completamente dominado y quizá las primeras veces te sientas frustrado y tu ego se comience a desinflar tal globo de niño en un atardecer, pero debes de resistir y no hacerle caso a esa voz que te dice que debes de “renunciar” o que “es muy pesado” ya que todos tenemos un “factor de evasión de derrotas” dentro de nosotros por llamarlo de alguna manera y el es el responsable de crear excusas para sobrellevar nuestros fracasos. En el Jiu-jitsu debes de aprender a respirar para poder luchar lo que tenga que durar la lucha, debes de saber moverte en los momentos indicados, tienes que controlarte justo cuando más te sientas sofocado por el calor, el sudor, el peso de tu rival y la agitación, debes de tener paciencia para cuando hagas tus movimientos hacerlos de una manera sólida y eficaz ya que por eso se le conoce como el ajedrez humano, y todas estas características y requerimientos son los mismos que te pide y tiene la vida.

El camino de una vida dentro de las artes marciales es muy larga y esta llena de muchos sacrificios, derrotas, victorias, sudor, dolor, cansancio, disciplina y honor. Pero también la vida tiene todos estos desafíos así que mi consejo para ti sería que no solo porque las cosas se han tornado difíciles tengas que renunciar o no solo por que tu creas que te has estancado en algún punto de la vida seas malo, lo que debes de tener claro es que el tiempo de todas formas va a seguir sus curso tanto si abandonas o no lo haces, y es mejore vivir una vida difícil pero plena que una sencilla y llena de arrepentimientos.

Entiende; todos cuando iniciamos en algo somos malos peros solo la disciplina y la constancia hacen la diferencia entre quien se quedo así y quien pudo mejorar.

 

Deshazte de tus malos hábitos.

Ahora que ya te has deshecho de tus falsos amigos y de toda esa gente que no le aportaba nada bueno a tu vida como te recomendé en el articulo pasado (me hiciste caso cierto?) es momento de ahora dejar atrás todos esos vicios y malos hábitos que nos están limitando o jodiendo nuestra salud.

Un  mal habito puede ser todo comportamiento consiente y continuo que afecta nuestra vida día a día y que a veces no nos damos cuenta de que esta ahí, y aunque dejar atrás toda una vida de programación y malos comportamientos de la noche a la mañana no es nada fácil esta muy lejos de ser imposible eliminarlos de tu vida y comenzar a llevar una existencia mucho mas ordenada, sana y positiva. Pero que cosas podríamos considerar un mal hábito?

Tabaco;

Daña tu piel, te da un aliento terriblemente espantoso, altera la frecuencia cardíaca, te pone los dientes amarillos, te hace propenso a sufrir disfunción eréctil, múltiples canceres están asociados a él, mata las células de tu cuerpo y te da una apariencia más vieja…..y la lista sigue y sigue. Dejar el tabaco es una de las cosas mas difíciles que puedes llegar a hacer en tu vida, y digo puedes ya que no es a fuerza que lo dejes y una gran solución es; nunca empezar. Conocí a un tipo que diario fumaba más de dos cajas de Marlboro, su aliento era igual que su apariencia; espantoso. No digo que un buen habano de vez en vez sea algo que te mate pero si pareces más un tren de vapor que persona es momento de tirar ese mal hábito y dejar respirar a tus pulmones algo más que nicotina.

Procrastinación;

Siempre dejas todo para mañana? tienes una importante tarea que hacer pero siempre dices ; luego lo hago? piensas que la vida siempre estará allí afuera para ti cuando tu quieras? crees que el tiempo es algo que esta de tu lado? Si respondiste que si a alguna de estas preguntas o si tan si quiera lo dudaste es obvio que tienes un problema, quizá pienses que tienes todo el tiempo del mundo y que no pasa nada si no mandas ese correo o sino terminas ese libro, pero no sabes cuando puede ser tu ultimo segundo de vida así que quizá no tengas tiempo de hacer lo que tenias que hacer. Crear excusas conlleva tiempo y energía por que no usas esa energía en hacer las cosas que tienes que hacer en lugar de solo crear excusas para no hacerlas?

 

Mala alimentación

Ya se que eres un hombre importante y se que no tienes tiempo de preparar tu comida en casa o que no puedes tomarte mucho tiempo para escoger un lugar saludable para comer, por que quien tiene tiempo para cuidarse en estos días?? ERROR. Debes de darle la máxima importancia a tu salud sino quieres tener que tomar cientos de pastillas al año para poder conservar tu salud cuando seas más viejo. Deja de pedir bigmacs y tomar miles de calorías liquidas. Una vez a la semana llena tu nevera de vegetales verdes, no bebas nada que no sea agua, añade algo de zinc y omega 3 a tu dieta y listo seras Superman, solo no te lo tomes muy enserio. Un mal hábito menos.

 

Porno

Aquí vamos a tener un problema. Yo se yo se. El acto de la masturbación es un acto solemne y a veces necesita ser aderezado con alguna imagen atractiva como lo es una chica de 25 años bañada en aceite y frotándose contra otra chica de 25 años, pero que pasa cuando esto se vuelve una rutina? no solo te puedes convertir en un eyaculador precoz (créeme no querrás estar en ese club), también tu libido desciende y dejas de querer interactuar con el lado femenino tan sólo por ahora ser un hombre que soluciona sus necesidades de la forma más rápida y fácil. No digo que no mires un poco de porno pero no lo hagas tan a menudo, en quien prefieres terminar? en una preciosa mujer de 25 años o en tus sábanas? ……espero que la primera. Ya quedan menos hábitos, no desesperes.

 

Fiesta

Yo no por el momento no bebo ni una sola gota de alcohol ni consumo ningún tipo de drogas pero en el pasado lo hice y de una manera industrial y por eso mismo te digo que no hay nada de malo en salir a beber con los amigos un par de gin tonics o parrandear hasta las 3 de la tarde del otro día, pero si lo haces más que por festejar lo haces por evadir tu realidad entonces no es bueno que lo sigas haciendo, no solo estarás evadiendo tus pensamientos y sentimientos sino que te sentirás peor conforme avance el tiempo, también no es una buena forma para hacerte de un capital sólido ni mucho menos una gran idea a la hora de ligar con una linda srita, el alcohol y la fiesta puede convertir una amistad o un momento en algo grandioso pero también puede convertir tu vida en un infierno. No soy hipócrita para decirte que lo dejes de tajo pero sería genial que aprendieras a beber y a festejar. Ya casi acabamos.

 

Gastos por emoción.

Puedo apostar que muchas de las cosas que recientemente has comprado solo las has adquirido por la emoción de compararlas y no porque en verdad las necesites. Los gastos por emoción son una de las formas más rápidas de perder tu dinero y de estar siempre de malas o deprimido, aprende a comparar precios, compra con la cabeza no con las emociones. Recuerda que no pasa nada sino tomas café de starbucks o sino usas cinturones Gucci, aprende a priorizar. El esfuerzo de hoy comprara el Ferrari de mañana.

 

Haré  una segunda parte de los hábitos a dejar más adelante, de mientras no te quieras comer el mundo y comienza con esto. Muchos me han preguntado como poder hacerse ricos y no comienzan ni siquiera siendo puntuales con las charlas de Skype que les he regalado.

Les pienso regalar 1 hora de consulta vía Skype a una persona por semana. Si te interesa y veo que eres apto para compartir mi tiempo mándame un mensaje al facebook.

Los leo hermanos lobo!!