El desapego; la clave de la felicidad

El mundo esta lleno de sufrimiento y este sufrimiento es alimentado por el deseo, y es que todos nosotros deseamos ya sea mejores relaciones o cosas y siempre dejamos que los objetos o circunstancias externas nos hagan felices o eso esperamos, pero esto es un error ya que nada puede cambiar en el exterior si nada cambia desde dentro primero.

Yo por mucho tiempo pensé que al comprar mi BMW o tener un par de millones en mi cuenta bancaria iba a ser el hombre mas feliz de la tierra y que todos mis problemas se desvanecerían, pero una vez que pude conseguir ambas la verdad es que seguía sintiéndome vacío y con ese sentimiento de que “algo” faltaba en mi vida. Cuanto más tenemos más queremos, es bueno ser una persona ambiciosa pero que pasa cuando esa ambición se convierte en nuestra fuente de infelicidad? Esto se debe a que esta infelicidad la llevas a donde quiera que vayas, son tus creencias y tus hábitos, no importa donde vayas o lo que tengas sino cambias desde dentro seguirás viviendo esa vida sin sentido y vacía.

En la vida siempre hay que dar lo mejor de uno y tirar a ganar, no confundas el desapego con la carencia de ganas de vivir la vida o con la apatía.

En lo que a las relaciones personales se refiere te pongo un ejemplo, recientemente la madre de mi madre falleció y aunque es un proceso duro de llevar es algo necesario ya que es parte del camino de la vida, como diría gustavo cerati “aprender a decir adiós es crecer” y esto por solo hablar del final de las relaciones ya sea por decisión de ambos, por amor propio o por alguna otra causa como la muerte. Todo en esta vida es temporal y entre más rápido lo entiendas más rápido podrás superar las cosas que te lastiman,

Estar apegado a una persona o a alguna cosa material es dejar tu felicidad en manos de un tercero, y estar en completa vulnerabilidad, ya que cuando estos decidan no amarte en regreso tu vida se derrumbará. Tu debes de ser tu propia fuente de felicidad, y digo quizá es algo egoísta pero así debe de ser, lo material puede ir y venir y las relaciones se llegan a terminar o la gente llega a morir pero eso no es motivo para derrumbarte y condenar tu vida al sufrimiento, debes de ser consciente de que todo esta en cambio continuo y hay cosas que no puedes controlar, de esta formal verás las cosas como son y no como tu quieres que sean.

Tienes que preparar tu mente y tu cuerpo para aprender a vivir sin aquello que tanto miedo tienes de perder, de otro modo serás prisionero de tus propios pensamientos y vivirás en la constante preocupación y angustia y no disfrutarás ningún momento por estar tan preocupado por lo que será o por lo que fue.

Aprende a vivir la vida con lo que tienes y sin fijarte tanto en lo que te falta, a decir adiós cuando tengas que decirlo, a soltar todo aquello que te haga sentir mal y a siempre estar preparado para irte en cualquier momento o siempre estar preparado para soltar aquello que más amas, la vida no es justa quizá pero si es bella, vive la vida sin tantas preocupaciones y deja de atar tu felicidad a fuentes externas. Si tu te das tu propia felicidad nadie te la podrá quitar.

Ama , sonríe y suelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s